Aplicar frío para el dolor

Algunas personas tienen dudas de cuándo aplicar frío. Hoy queremos resolver estas dudas de una manera muy rápida y sencilla:

 

 

¿Cuándo se debe aplicar el frío?

  • Golpes
  • Hematomas
  • Rotura muscular
  • Bursitis
  • Fracturas
  • Tras realizar un ejercicio físico intenso
  • Migrañas
  • Quemaduras leves

 

¿Cómo aplicar el frío?

En las primeras 72 horas desde que se ha producido una lesión, es conveniente aplicar el frío sobre la  zona afectada durante 10 minutos, en intervalos de 3 horas.

 

El saco térmico de semillas se envuelve en una bolsa de plástico, para que no coja humedad, y se introduce en el congelador. Una vez que ya están frías las semillas se puede aplicar. Pasados los 10 minutos, se envuelve otra vez el saco en la bolsa y se mete en el congelador para que a las 3 horas esté listo para ser utilizado de nuevo.

 

Las ventajas que tiene el saco es que lo que se enfría son las semillas y gracias a la tela es muy difícil que nos pueda quemar la piel, tal y como podría suceder en caso de aplicar hielo. Además el saco, al no estar rígido, se amolda muy bien a cualquier zona del cuerpo

 

No se recomienda en casos como los siguientes que ponemos a continuación:

  • Trastornos vasculares
  • Hipersensibilidad al frío
  • Heridas abiertas
  • Enfermedades como Raynaud
  • Hipertensión arterial
  • Rigidez de las articulaciones

 

Desde aquí, siempre recomendamos que consulte a su médico en caso de duda, ellos son siempre los que valorarán y aconsejarán el uso del frío o no.

 

 Y ya sabes, entra en nuestro facebook para enterarte de nuestras novedades, promociones, descuentos y sorteos.