Cólicos del lactante

Cuando te conviertes en padre, a veces echas en falta un libro de instrucciones, sobre todo, para situaciones en las que todavía no sabes cómo actuar, tal y como sucede con los cólicos del lactante.

 

Suelen aparecer durante las primeras semanas y desaparecen a los 4 meses de manera espontánea. No se sabe científicamente a qué se deben, pero los reconocerás porque el bebé comienza a llorar de forma muy aguda e intensa y llevando sus piernas hacia su tripita. Puede durar varias horas y aunque se puede producir a cualquier hora del día, suele ocurrir a últimas horas de la tarde.

 

¿Qué hacer?

  • Lo primero, los padres tienen que guardar la calma, a pesar de que el llanto sea inconsolable. Los bebés notan cuándo los padres están nerviosos y eso aumenta su sensación de incomodidad.
  • Hay que comprobar por qué se produce el llanto, si es por un exceso de calor o de frío, si es porque tiene hambre o porque tiene el pañal repleto.
  • Una vez descartada todas estas opciones, es importante coger al bebé, sin miedo a que se "acostumbre" a ir cogido en brazos, en ese momento el bebé lo necesita.
  • Ponerle boca abajo, de manera que el bebé apoye su cabeza entre el brazo y el antebrazo y con la palma de la mano sujetando la tripa, de manera que le da calor. Es una posición que suele tranquilizar mucho a los bebés.
  • Calienta un saco térmico pequeño un minuto. Comprueba en tu muñeca antes de ponerlo en su tripita que no esté muy caliente  Y dale un masaje.
  • Mueve sus piernas hacia la tripa, por si tuviera gases, que le facilite expulsarlos.
  • Consulta con su pediatra.

 

Habrá días que sea más difícil de llevar, porque se va acumulando el cansancio y ver que no se consuela con todo lo que hacéis, a veces es desconsolador. Tenéis que pensar que el bebé se está acostumbrado a vivir en un nuevo "espacio", está aprendiendo a hacer la digestión, a dormir y todo esto lleva su tiempo. Y vosotros estáis aprendiendo a ser padres. Paciencia, y aunque en algún momento tengáis la sensación de que eso no va a cambiar, que todos los días a la misma hora se va a poner a llorar, no os preocupéis, porque llegará el día en que deje de hacerlo. Ya lo veréis.

 

Desde Tusacotermico.com queremos felicitar a los nuevos papás, es algo muy bonito pero también requiere de mucha paciencia. ¡Ánimo, papás y mamás, lo estáis haciendo muy bien!

 

Y ya sabes, entra en nuestro facebook para enterarte de nuestras novedades, promociones, descuentos y sorteos.

Escribir comentario

Comentarios: 0