Dolor de oídos

Uno de los peores dolores , junto con el de las muelas, es el dolor de oídos.


Ahora que estamos en pleno verano, es la época más propicia para que se produzca la otitis del nadador. Al estar mucho tiempo en el agua y quedar la zona húmeda, no secarla debidamente, puede terminar irritando el oído y provocar una otitis.


Por eso recomendamos:

 

  • Cada vez que se entre o salga de la piscina o del mar, sacuda la cabeza hacia los lados para conseguir que no quede agua en el interior del oído.
  • Si ya tiene dolor de oído, póngase un saco térmico calentado en el microondas un minuto, para aliviar el dolor. El efecto calor le servirá como efecto analgésico de forma inmediata, tanto en adultos como en niños.
  • Al irse a dormir, coloque la cabeza un poco más elevada, con un cojín sobre la almohada, para evitar la tensión dentro del oído.
  • Evitar que entre agua en los siguientes días, hasta que no se haya recuperado.
  • Por supuesto, en el momento que tenga dolor de oído y vea que no se le pasa, acuda al médico, para que lo valore y le ponga el tratamiento necesario.

Y ya sabes, entra en nuestro facebook para enterarte de nuestras novedades, promociones, descuentos y sorteos.

Escribir comentario

Comentarios: 0