Ponerte en forma sin salir a correr

De un tiempo a esta parte, a mucha gente le ha dado por salir a correr. Incluso hay muchos que se lo han tomado tan en serio que se apuntan a medias maratones o a la maratón completa. Y parece que no hay otro deporte para ponerse en forma. Por eso hoy queremos dedicarlo a otros deportes como salir a correr.

 

Bicicleta: Es una manera de hacer deporte al aire libre y al mismo tiempo ejercitas cuádriceps, gemelos, caderas,etc. Por supuesto, no hace falta que el primer día te subas el Angliru, pero ir poco a poco aumentando el ritmo o la dificultad. Y un consejo, para evitar que te aburras, cambia de ruta, busca caminos que te puedan motivar o bien por su paisaje o bien para ponerte a prueba a ti mismo. Y sobre todo, no te olvides de ir bien visible y ponte el casco.

 

Caminar: Aunque muchos no lo consideran una forma de ejercitarse, también sirve para quemar calorías. Para que sea más efectivo, tienes que hacerlo a un ritmo ligero. Además para que trabaje un poco más el corazón, incluye en el paseo alguna que otra cuesta o escalera. En el caso de que quisieras tener el mismo gasto calórico que si fueras a correr, tendrías que hacer 2,2 veces la distancia que harías si salieras a correr.

 

Natación: Este deporte es uno de los más completo, porque se ejercita la mayoría de los músculos del cuerpo, recayendo el mayor esfuerzo en la espalda, los brazos y los hombros. Para evitar que se sobrecargue el cuello o la columna, trata de mantener la cabeza por debajo de la línea del agua.

 

Aquajogging: Es correr bajo el agua sin que se resientan tus rodillas. Además es muy recomendable para los que tienen problemas en el tendón de Aquiles o micro-roturas en los gemelos. Hay gente que lo practica con cinturones de flotación, pero no es obligatorio. 

 

Cualquier actividad es buena para evitar el sedentarismo. Después de hacer deporte, para relajar la musculatura siempre viene bien una terapia de calor y así evitar contracturas.

Escribir comentario

Comentarios: 0